miércoles, 21 de noviembre de 2012

Una enigmática lápida, ¿realidad o ficción?

La primera novela de la Trilogía tiene como punto de partida una enigmática lápida anónima, sin ningún otro dato que un versículo de la Biblia, Salmos 31:20.-  "En lo secreto de tu presencia los esconderás de la conspiración del hombre".

Los jóvenes protagonistas tendrán que descifrar el significado de estas palabras para resolver un crimen ocurrido 40 años antes...

¿Sabías que este episodio de la novela está inspirado en la realidad? Existe una lápida en el pueblo de Lillo (Toledo) cuyo único dato sobre la persona allí enterrada es este texto envuelto en el misterio:

“No era posible en la tierra
Hallar para mí consuelo
En ella he vivido mártir
Dios me premiará en el cielo.

Ninguno me negará el
Que esta historia conozca
Lo mucho que ha padecido
Quien yace bajo esta losa”


Cuando leí este epitafio, visité el cementerio de Lillo en una experiencia impactante, que me marcó y que queda reflejada en la visita que los tres protagonistas realizan al mismo cementerio en la novela.

¿Quieres acompañarles? Te espera una aventura plagada de enigmas y misterios...





No hay comentarios:

Publicar un comentario